martes, 26 de febrero de 2013

ASPARTAMO E-951

Un descubrimiento polémico El aspartamo se descubrió en 1965 cuando un científico estudiaba una droga antiulcerosa. El aspartamo fue catalogado de potente edulcorante y patentado por la empresa Searla con el nombre de Nutrasweet, que al poco tiempo se fusionó con la multinacional Monsanto (conocida por su fiebre por las semillas transgénicas).

Los estudios de seguridad sobre el aspartamo fueron mínimos y con graves deficiencias experimentales. Sin embargo, en 1974 la FDA (Agencia Federal Americana de Drogas y Alimentos) lo legalizó. En 1976 los investigadores de la FDA argumentaron los déficits procedimentales con el aspartamo y adviertieron de su posible toxicidad. A partir de este momento se abrió una investigación federal que quedó en saco roto finalmente. En 1994 se habían recibido 68.888 quejas sobre los efectos adversos para la salud humana del aspartamo. Así, por ejemplo, se puso de manifesto que las mujeres que no quedaban embarazadas lo conseguían al poco de evitar el aspartamo en su dieta como lo explica el Dr. H. J. Roberts en su libro Aspartame Disease: An Ignored Epidemic. Información recopilada Está compuesto de 3 peligrosos venenos: etanol (ceguera y muerte), ácido aspartico (sobre excitación y mareos) y fenilalanina (cancerígeno, especialmente en el cerebro). Causa retraso mental, especialmente en niños, neonatos y fetos. La FDA (agencia alimentaria en los Estados Unidos) expuso a principios de los años 80 un total de 92 posibles efectos secundarios. Justo cuando comenzó su comercialización en 1983 se dispararon las incidencias de cáncer cerebral y diferentes enfermedades mentales.

 Afecta al ADN de cualquier órgano del cuerpo, y tiene efectos tóxicos acumulativos. Todos los estudios realizados de forma independiente sobre el Aspartamo encontraron graves problemas relacionados con la salud. En un ensayo realizado con 7 primates, 1 murió y 5 sufrieron ataques espasmódicos. El CDC (centro de control de enfermedades, Atlanta) publica información falsa en su web sobre este producto. El informe real se puede ver en Dorway. (PDF) Detrás de su posterior autorización está Donald Rumsfeld y Ronald Reagan, que retiró la autorización a la FDA de prohibir este producto el primer día de su mandato. Recientes estudios independientes con ratas a las que se les suministra Aspartamo indican altísimas tasas de cáncer de varias clases. Está relacionado con casos de Lupus. Monsanto subvencionó la campaña de Donal Rumsfeld para asegurarse la legalización y salida al mercado de uno mas de sus venenos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada