martes, 2 de julio de 2013

JABÓN ARTESANAL DE ACEITE DE OLIVA, ACEITE DE ALMENDRAS DULCE, LIMÓN, CÁÑAMO Y ACEITE ESENCIAL DE PALMAROSA


JABÓN ARTESANAL DE ACEITE DE OLIVA, ACEITE DE ALMENDRAS DULCE, LIMÓN, CÁÑAMO Y ACEITE ESENCIAL DE PALMAROSA.

Todos nuestros jabones están elaborados con agua destilada, libre de cloro, fluor... aceite de Oliva y sosa cáustica 100% proceso de elaboración en caliente.

El aceite de almendras dulce se emplea por sus propiedades emolientes en emulsiones cosméticas. Se puede utilizar sobre el cabello para nutrirlo y darle brillo.

Mejora la apariencia de la piel especialmente en casos de sequedad, deshidratación y escamación. Rico en vitamina E y A, proteínas, sales minerales y ácidos grasos. Es muy nutritivo y apto para todo tipo de piel, especialmente para las más sensibles y secas.

Lubrica y protege la piel desgastada o escamosa, y es muy adecuado para problemas de irritación y alergia ya que produce efectos calmantes.

Previene y repara estrías, arrugas y es óptimo para aplicar en pieles muy sensibles como las de los bebés

El Cáñamo hace su primera aparición en China dónde se aprovecha por sus propiedades psicotrópicas. Alrededor del 4000 antes de Cristo es cuando se utiliza por primera vez con fines terapéuticos. El emperador y botánico Sheng Nung recomendaba entonces el cáñamo para curar la constipación, el beriberi o el reumatismo. También se utilizaba como anestésico.

El cáñamo se extendió entonces a la India. Tenía por aquel entones la reputación de aliviar tanto la angustia moral como la física. Poco después el cáñamo llega hasta los musulmanes que le dan el nombre de “Guía Celestial”. En la actualidad, las propiedades del cáñamo se han extendido hasta la cosmética, donde aquiere múltiples aplicaciones en este campo.

Su composición en omega 3 y omega 6 es similar a la de los lípidos de la piel. Antiedad y regenerante, revitalizante gracias a esos ácidos grasos que compensan la agresión de los radicales libres y estimulan la regeración del tejido cutáneo.

Especialmente indicado para pieles maduras, secas, irritadas, desvitalizadas, previene y trata la arruga.

Aceite esencial de Palmarosa:

Propiedades cosméticas: regenerador e hidratante.

Propiedades terapéuticas: antiséptico, bactericida.

Propiedades psicológicas y emocionales: efecto calmante y equilibrante de las emociones.

Su acción desodorante ayuda al organismo frente al exceso de calor y humedad. Valioso también como repelente de insectos.

Estimula la regeneración celular de la piel y los tejidos, es útil en el tratamiento de la piel seca, sensible e inflamada, combatiendo incluso los efectos de envejecimiento y arrugas.

Promueve la salud y belleza de la piel, regenerando y regulando su oleosidad e hidratación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada