martes, 26 de marzo de 2013

JABÓN DE ARCILLA, CALÉNDULA, ACEITE DE NEEM, MIMOSA, ACEITE ESENCIAL DE LAVANDA.

JABÓN DE ARCILLA, CALÉNDULA, ACEITE DE NEEM, MIMOSA, ACEITE ESENCIAL DE LAVANDA.
Dos colores, dos arcillas.



Jabón artesanal, elaborado en caliente con aceite de oliva, aceite de neem, aceite esencial de lavanda, Caléndula, Arcilla blanca, Arcilla verde, Mimosa (flor y corteza).   

 Describimos a continuación las propiedades de los diferentes ingredientes de nuestro jabón.

    El árbol de neem es originario de la India, es un árbol muy valorado en medicina ayurvédica por sus amplias propiedades curativas en múltiples enfermedades. Uno de sus derivados más importantes es el aceite de neem. Este aceite se obtiene por la primera presión en frío de las semillas del árbol neem. También conocido como “árbol milagroso”.

Es un potente antibacteriano, antifúgico, efectivo repelente de insectos por su contenido en azadiractina A, un insecticida natural. Nutre en profundidad la piel por su contenido en ácido oléico, que le confiere propiedades emolientes y suavizantes.

El aceite puro contiene propiedades antimicrobiales, que ayudan de manera eficaz en lesiones ligeras como cortes o rozaduras ya que al mismo tiempo alivia y desinfecta. Así como enfermedades de la piel: hongos, verrugas, psoriasis, acné...

Sus ácidos esenciales propician la humedad y elasticidad de la piel.

El aceite de neem también protege contra las picaduras de los insectos.
       
   Las propiedades de la arcilla: desintoxicante, antiinflamatoria, descongestionante,  depurativa, refrescante, calmante, hidratante. La clave de su eficacia parece estar en sus componentes minero-medicinales y energéticos que contribuyen a poner en marcha los mecanismos que ayudan al cuerpo a recuperar la salud perdida.

Arcilla Verde es muy rica en magnesio, contiene silicio, potasio, fosfatos. Es a la vez desintoxicante, remineralizante  y absorbente. En cataplasma sirve como antiinflamatorio y analgésico.

Corazón de Jabón
Arcilla blanca también llamada caolinita o caolín. Está compuesta principalmente por silicio y aluminio. Es rica en sales minerales como magnesio, calcio, hierro, cobalto, magneso, zinc, selenio..que ayudan a remineralizar la piel con propiedades cicatrizantes, calmantes, purificantes, regenerantes y alisantes.
Se recomienda también en caso de ojeras y bolsas bajo los ojos. Se utiliza en cosméticos para el cuidado de pieles secas, irritadas o maduras. Aportan luminosidad e impide el desarrollo de elementos patógenos y favorece la regeneración celular.

  La Caléndula es una planta nativa de Europa, estimula la circulación sanguínea y acelera los plazos de curación ya que esta flor contiene compuestos amargos y aceites volátiles con efectos antiinflamatorios, antibacterianos y calmantes.
El contenido de bio-flavonoides es responsable de su eficacia para tratar desórdenes circulatorios fortaleciendo los vasos sanguíneos capilares.

  El aceite esencial de Lavanda es rico en esteres y el alcoholes, posee propiedades antiinflamatorias y sedantes que lo hacen muy adecuado para el tratamiendo del dolor.
También posee propiedades antisépticas que la hacen muy eficaz en el tratamiento externo de  la piel.


  Las propiedades de la Mimosa son reconocidas por civilizaciones como los mayas, que veneran esta planta y la denominan de mágica por sus propiedades cicatrizantes, antiinflamatorias,  antibacterianas y regenerativas de la piel. La mimosa es un perfecto estabilizador.

En definitiva un jabón creado para el cuidado y mantenimiento perfecto de nuestra piel. 



El perro Bio, guardián del jabón




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada